Los reales castellanos acuñados en la corte de Flandes

Año de 1504, Isabel I de Castilla muere en Medina del Campo a los cincuenta y tres años. Es la sucesora al trono su tercera hija, Juana, que en ese momento era princesa de Asturias, archiduquesa de Austria y duquesa de Borgoña por su matrimonio con Felipe de Habsburgo. Es llamada a reinar con el título de Juana I de Castilla.

En enero de 1506, con gran demora, Juana y Felipe embarcan para España. Previamente en 1505, Felipe en reacción a lo aprobado por las Cortes de Toro que otorgaron al rey Fernando el pleno derecho al gobierno de Castilla, había encargado a las cecas de Amberes y Brujas la acuñación de una nueva moneda, el real de plata o “real español” y su mitad, destinado a circular en España y a sufragar los gastos del viaje de los ya soberanos de Castilla, León y Granada, tal como se ve en el reverso de la moneda que se presenta. Con esta medida, ejercía un derecho que normalmente era reservado a un monarca y así figura en sus leyendas. Su acuñación comenzó en abril de 1505 y terminó en mayo de 1506, labrándose con metrología castellana, la derivada de la Pragmática de 1497, con calidad de 11 dineros y 5 granos lo que viene a ser una pureza de 934 milésimas (alta calidad de plata, para impresionar a su suegro Fernando) y 71¼ piezas en marco o sea 3,45 g. Circularon también en los Países Bajos con un valor de seis gros y medio gros de Flandes.

Dibujo013 Anversos: PHS*ET*IOHANA*DEI*GRA*REX*ET*REGINA*

PHS::ξ:IOHANA:DEI:GRA:REX: REGINA:

rodeando al escudo de armas de dieciseis cuarteles y dos escusones.

Reversos: mano CASTELLE*LEGIONIS*Z*ARCHIDVC*AVSTRIE*Z*1505

lis CASTELLE:LEGOIS:Z:ARCHIDVC:AVST:Z:1505

rodeando una cruz de Borgoña y escudos coronados de Castilla, León y Granada.

Mide 27,2 mm y pesa 3,35 gr. Existen variedades en las leyendas

 

De la pieza de un real, en la ceca de Amberes, siendo Jean van Woestbroeck el ensayador general, se produjeron 203.866 piezas y en la ceca de Brujas 209.520 piezas. Como puede verse, es una moneda netamente castellana con el cuartelado en preeminencia de las armas de la Reina (primer y cuarto cuartel) unidos con las armas de Felipe de Austria.

Aloiss Heiss cita en su libro “Monedas Hispano-Cristianas” la fabricación de medio real de ésta serie, el cual no está recogido en los trabajos de los especialistas belgas De Witte, Van Gelder y Marcel Hoc, si bien estos últimos recogen posteriormente una pieza de la ceca de Brujas en su suplemento de 1964, con el número de catálogo 165bis-5. Por nuestra parte, hemos localizado un ejemplar subastado por la casa The Bru Sale en abril de 2012 que se remató en 4.200 €uros y que mostramos a continuación:

Dibujo014Philippe le Beau (Filips de Schone) (1482-1506).
Demi réal (Halve Spaanse reaal) (AR, 1.46g, 6h). 1505,
Bruges (Brugge).

Anverso.: PHS::ξ:IOHANNA:DEI:GRA:REX:REGIN:1505

Grandes lettres F et I sous une couronne.

Reverso.: lis CASTELLE:LEGOIS:Zc:ARCHIDVC:AVST:Zc:

Croix de Bourgogne cantonnée d’un château, d’une grenade, d’un briquet et d’un lion.

Heiss III, pl. 167, 2. Rarissime.

 

De la pieza de medio real, solamente se conocen de la ceca de Brujas, sin saber cuantas piezas se acuñaron. Igualmente, es una moneda netamente castellana a semejanza del medio real de plata de Isabel y Fernando anterior a la Pragmática de 1497, con las iniciales de los soberanos juntas y coronadas. En el reverso se combinan los símbolos de los reinos propios de doña Juana, Castilla, León y Granada con los de don Felipe, Cruz de Borgoña y briquet de pedernal del que pende el Toisón de Oro.

En estas monedas se da la novedad de que en ellas figura la fecha de acuñación, cosa que no ocurre con ninguna moneda de los Reyes Católicos, por tanto podemos decir que son las primeras monedas datadas del sistema monetario castellano del real, teniendo que esperar al reinado y la amonedación de Felipe II para reencontrar acuñaciones con la fecha.

Juana I de Castilla, segunda reina del renacimiento y madre de dos emperadores, era una princesa culta, con dominio del latín, griego y francés, música y danza. Tuvo una vida desgraciada. Sin el carácter de su madre Isabel, fue manipulada, utilizada y maltratada por los hombres que la rodearon, su padre, su esposo y su hijo. Es por eso que no la intitulo “la loca”. Es una patraña de la historia.

Durante la minoría de edad de Carlos I (nacido en Gante en 1500) y a consecuencia de la muerte de su padre Felipe I, se hizo cargo de la regencia de los Países Bajos su abuelo Maximiliano I emperador del Sacro Imperio, cediendo a Margarita de Austria,  su hija y por lo tanto hermana de Felipe, la gobernación de los Países Bajos hasta la declaración de mayoría de edad de su sobrino en enero de 1515.

En 1516, muere su abuelo materno Fernando de Aragón y Carlos realiza la misma operación que años antes había hecho su padre Felipe I, encargó a la ceca de Amberes la acuñación de otra moneda de real de plata o “real español”, su mitad y su cuarto, destinado a circular en España e igualmente sufragar los gastos del viaje (la historia se repite) para  tomar posesión de las coronas de Castilla, León, Granada y Aragón, ya unidas en su persona. Su acuñación se produce por aplicación de un decreto del 27 de mayo de 1516 que ordena su comienzo, labrándose con metrología castellana, la derivada de la Pragmática de 1497, con calidad de 11 dineros y 4 granos lo que viene a ser una pureza de 930 milésimas y 71½ piezas en marco o sea 3,40 g. Circularon también en los Países Bajos con un valor de seis gros y medio de Flandes.

La intencionalidad de estas acuñaciones era reivindicar sus derechos hereditarios, tomándose la prerrogativa de acuñar moneda como rey, si bien de forma conjunta con su madre doña Juana I, reina titular de Castilla, lo cual era manifiestamente irregular porque solamente era gobernador de los reinos de Castilla y León por testamento del rey Fernando y por incapacidad de su madre la reina. Carlos inicia viaje a España en el mes de septiembre de 1517 (es de suponer que ya traía los reales que comentamos) y es jurado rey por las Cortes de Castilla convocadas en Valladolid en febrero de 1518 y posteriormente por las de Aragón, Cataluña y Valencia. Las monedas acuñadas, son todo un golpe de estado monetario para obtener el poder real.

Dibujo015Anverso: IOANA:ET:KAROL:D:G:CASTEL:LEG

rodeando al escudo de armas de dieciseis cuarteles y dos escusones.

Reverso: mano ARAG+ZC+RE+ARCHID+AVSTE+DVCV+BVRG+B

en el campo 15  17

rodeando una cruz de Borgoña con briquet, del que pende el Toisón de Oro

Mide 27 mm y pesa 3,20 g. Existen variedades en las leyendas

 

Dibujo016Anverso: mano IOANNA+ET+KAROLVS+D+G+RE

Grandes letras iniciales I · K cada una coronada

Reverso: mano CAS+LEG+ARAG+ARCHID+AVS

Briquet de Borgoña, del que pende el Toisón de Oro

Mide 22 mm y pesa 1,63 g. Existen variedades en las leyendas

Un ejemplar subastado por la casa Jean Elsen & ses Fils en

diciembre de 2012 por 1.900 € clasificado muy raro.

 

Aloiss Heiss no cita en su libro “Monedas Hispano-Cristianas” la fabricación del cuarto de real de ésta serie, que si está contemplado en los trabajos de los especialistas belgas De Witte, Van Gelder y Marcel Hoc, si bien desconocen su imagen, por lo que no existe impronta. Estos últimos recogen posteriormente una pieza en su suplemento de 1964, con el número de catálogo 205-1. Por nuestra parte, hemos localizado un ejemplar subastado por la casa Jean Elsen & ses Fils en diciembre de 2012 que se remató en 3.200 €uros y que mostramos a continuación:

1517cuartoBRABANT, Duché, Charles Quint, quart de réal d’Espagne, s.d. (1517), Anvers.

Anverso : mano IOANA+ET+KAROL+D+G Grande lettre K couronnée.

Reverso : mano RE+CAST+LEG+ARAG+ZC Grande lettre I couronnée.

Ref.: G.H., Suppl., 205-1 (cet exemplaire); 0,79g. 18 mm.

De la plus haute rareté. Légère double frappe. 3.200 €

 

Alphonse de Witte facilita la cuenta del 29 de junio de 1516 al 17 de agosto de 1517 de las piezas acuñadas en la ceca de Amberes, siendo ensayador el señor Wilhelm Brentinck. Según estas, se acuñaron 3.033 marcos y 2 onzas, resultando una producción aproximada de unos 175.000 reales; 50.000 medios reales y 25.000 cuartos de real.

Fuentes: Prof. Jose María de Francisco Olmos, Revista General de Información y Documentación; Aloiss Heiss, Monedas Hispano-Cristianas;  Alphonse de Witte, Histoire Monétaire des Ducs de Brabant.  Imágenes: mcsearch.info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *