Las reinas de Felipe V. Maria Luisa de Saboya e Isabel de Farnesio

 

             Grabado, circa 1705


                          Grabado, circa 1705

La primera, Maria Luisa Gabriela de Saboya nacida en Turín en 1688,  era prima segunda de Felipe V y se casa por poderes en septiembre de 1701. Tiene a la sazón 13 años cuando llega a España. Es rubia y de ojos azules y aunque no poseía una destacable belleza, era alegre y tenía atractivo según sus biógrafos. Su hermana mayor Maria Adelaida, estaba casada con el hermano mayor de Felipe V. A los pocos meses es nombrada regente y gobernadora de España, debido a la Ausencia del Rey que parte hacia Nápoles y Milán, regencias se repetirán en varias ocasiones por causas de la Guerra de Sucesión Española. En esta condición, hace su entrada solemne en Madrid el 30 de junio de 1702. Una vez establecida en el Alcázar, comienza a modificar algunos aspectos de la vida palaciega aunque sin romper con la tradición. Acostumbra a pasear por las riberas del Manzanares, asistir a las procesiones y salir a diario a los balcones del Alcázar para leer al pueblo las noticias que llegan de la guerra, donde está luchando Felipe V. Todo esto le supone una extraordinaria popularidad qu le vale el apelativo cariñoso de “La Saboyana”

Re501786

Medalla conmemorativa del matrimonio de Felipe V y Maria Luisa de Saboya.
Grabador Ph. Roettiers. Plata. 60, 17 grs. Ø 58 mm.
(Imagen de Jean Elsen & Fils, Subastas)

Durante su reinado, un personaje destaca por su influencia, tanto en la Reina como en la corte. Se trata de su camarera mayor Anne-Marie de la Trémoille, princesa de los Ursinos que se enfrenta a la camarilla francesa al servicio de Luis XIV que a su vez la acusan de dominar la voluntad del Rey. Luis XIV la destierra a Toulouse y Maria Luisa entra en una fase de melancolía y abandono personal, hasta que con gran obstinación consigue que el rey de Francia le permita su regreso a Madrid.

Del matrimonio nacen cuatro hijos, el primero Luis, Príncipe de Asturias, los dos que le siguen, mueren a temprana edad y el cuarto, Fernando que años mas llegaría a ser rey por la muerte prematura de su hermano Luis I. Pero, el primer embarazo desencadena una tuberculosis latente que padecía desde la infancia, que se agrava por los sucesivos partos, siendo el cuarto el que la postra definitivamente en la cama hasta su muerte en febrero de 1714 a los veinticinco años de edad. Era muy querida por el pueblo.

Añadimos aquí una anécdota destinada a los que viven o conocen Madrid. Se dice que los parajes del actual barrio de Chamberí, relativamente cercanos al Palacio Real, gustaban especialmente a la reina que iba a pasear por los alrededores de la Puerta de Santa Bárbara, viendose la sierra de Guadarrama en la distancia. Dichos parajes le recordaban Chambéry, ciudad de la Alta Saboya, cercana a Turín su ciudad natal y de ahí le viene el nombre al barrio.

De las reinas consortes españolas, no existen monedas, por lo que ilustramos estas notas con las monedas de sus hijos que fueron reyes.

 Re001

La segunda, Isabel de Farnesio Wittelsbach (Elisabetta Farnese) nacida en Parma en 1692,  Princesa de Parma y legítima heredera del Ducado de Parma e Piacenza a la muerte de sus tios. Su linaje es uno de los grandes de Europa, destacando para los españoles el de Alejandro Farnesio, gran general del ejército de Felipe II, casado con la infanta María de Portugal y Gobernador de los Paises Bajos.

 Su urgente elección como futura esposa de Felipe V (sumido en una profunda tristeza por la pérdida de Maria Luisa) se debe a los oficios del Cardenal Alberoni, representante del Ducado de Parma en la corte y mas tarde principal consejero del Rey. La boda por poderes se celebra en Parma en septiembre de 1714, a los 22 años de edad. Era vivaz, inteligente y culta, con dominio fluido del francés y el alemán y a pesar de las huellas que la viruela pasada a los 18 años dejó en su rostro, mantiene un gran atractivo por su altura y su proporcionado cuerpo, cabello rubio y brillantes ojos azules. Para el pueblo de Madrid “La Parmesana”

1715 Retrato de Miguel Jacinto Meléndez

1715 Retrato de Miguel Jacinto Meléndez

Lo primero que consiguió, incluso antes de llegar a Madrid, fue el destierro de la princesa de los Ursinos, todavía consejera de Felipe V, con el consiguiente abandono de la política pro-francesa. Sin la protección de la princesa, los nobles franceses afincados en la Corte madrileña tuvieron que regresar a París. Pese a que la historia ha tildado a la reina Isabel de Farnesio de ambiciosa e intrigante, durante los últimos años de vida de su marido, demostró que tenía corazón y podía actuar desinteresadamente. Demostró ser una esposa devota de Felipe V, acompañándole hasta el final de sus días sin separarse jamás de él. Incluso en los momentos difíciles, la reina demostraba su temple y sangre fría cuando Felipe V, preso de ataques de paranoia, creía que pretendían envenenarle, confundía el día con la noche, se negaba a lavarse o incluso a cambiarse de traje hasta que éste caía en jirones que sólo la reina podía remendar.

El aspecto mas singular de esta reina, es la trayectoria de sus hijos y nietos como cabezas coronadas. Fue madre de siete hijos de los que solo falleció uno, el segundo, a poco de nacer. Veámos:

A la muerte del duque Antonio, tio de Isabel,  Felipe V de España, hizo valer los derechos que su esposa tenía sobre los ducados según los acuerdos firmados en el tratado de Cuádruple Alianza de 1718 y el tratado de Viena de 1725, y reclamó ambos para la casa de Borbón, poniendo en el gobierno a su hijo Carlos. Éste rigió en Parma y Piacenza como Carlos I, hasta el final de la guerra de sucesión de Polonia, cuando según lo establecido en el tratado de Viena de 1738 entregó ambos ducados a la casa de Habsburgo a cambio del Reino de las Dos Sicilias.

Re002

En 1734 durante la citada guerra de sucesión de Polonia, Felipe V conquistó los reinos de Nápoles y de Sicilia que pasaron a ser gobernados por su hijo, con el nombre de Carlos VII en Nápoles y Carlos V en Sicilia, aunque en Italia es conocido simplemente como ‘Carlo di Borbone’. Allí fue muy querido por el pueblo por sus reformas y modernización de sus paises, aprecio que continuó cuando, en 1759 su hijo Fernando heredó el trono, mas tarde Reino de las Dos Sicilias como Fernando I, como consecuencia de la muerte sin herederos de su hermano mayor Fernando VI, y su regreso a España como rey Carlos III.

Re003

El Ducado de Parma permanecería bajo el gobierno del emperador Carlos VI del Sacro Imperio Romano (el Archiduque, que fue pretendiente a la Corona de España en 1700) y posteriormente de su hija María Teresa I de Austria hasta 1748, cuando con el Tratado de Aquisgrán, con el que se puso fin a la guerra de sucesión austríaca estableció que Parma, Piacenza y Guastalla fueran cedidos al infante español Felipe, hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio. A éste sucedió su hijo Fernando, que en 1768 tuvo que hacer frente a las reclamaciones que sobre sus estados mantenía el papa Clemente XIII. En 1802 a su muerte el ducado pasó a formar parte del Ier. Imperio Francés de Napoleón Bonaparte.

Re005

Además de sus hijos, también dos de sus hijas fueron reinas consortes: María Ana Victoria (1718-1781), que sería reina de Portugal tras casarse con José I y María Antonia Fernanda (1729-1785), esposa de Víctor-Amadeo III duque de Saboya y rey de Cerdeña entre 1773 y 1796.

Cuando enviudó, su hijastro Fernando VI ya rey, la desterró al Real Palacio de La Granja de San Ildefonso cerca de Segovia, pero al morir éste sin descendencia en 1759, lo que propició la subida al trono de su hijo Carlos, volvió a la corte aunque fue nuevamente exiliada, esta vez al Real Palacio de Aranjuez en donde Murió en 1766. Está enterrada en el Mausoleo del Palacio de La Granja junto con su marido Felipe V.

Fuentes:

Felipe V, el rey que reinó dos veces. Henry Kamen
Reinas de España. María José Rubio
Imágenes: Rhinocoins.com

 

♣♣♣

 


Un pensamiento en “Las reinas de Felipe V. Maria Luisa de Saboya e Isabel de Farnesio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *